Desde 2008 hay más radiólogas que radiólogos, pero aún hoy en día la presencia femenina decrece a medida que aumenta el grado de responsabilidad o liderazgo del puesto

Desde 2008 hay más radiólogas que radiólogos, pero aún hoy en día la presencia femenina decrece a medida que aumenta el grado de responsabilidad o liderazgo del puesto

Categoría: Notas de prensa

En el día mundial de la mujer médica, desde la Sociedad Española de Radiologia Médica (SERAM) se ponen de manifiesto las diferencias que siguen existiendo entre géneros dentro de la sociedad y en concreto en nuestra especialidad, en la cual existe una mayoría femenina en el grupo de radiólogos especialistas desde el año 2008. Sin embargo, los números muestran que existe un decreciente porcentaje de radiólogas a medida que aumenta el grado de responsabilidad o liderazgo del puesto.

“En 2020-2021 las mujeres constituían un 58% de los residentes, un 55% de los radiólogos y un 58% de los tutores de residentes. En el caso de los jefes de sección las mujeres ocupaban el 42,9% de los puestos y sólo había un 24,4% de jefas de servicio” apunta la Dra. Silvia Cayón Somacarrera, especialista y ponente del 37 Congreso de la SERAM en Barcelona del 22 al 25 de mayo, donde va a exponer la evolución de la mujer en la especialidad.

Las últimas décadas plasman que las desigualdades son cada vez menores, lo que indica que las distancias van progresivamente acortándose en los últimos años.


Evolución

En el año 2004 sólo había un 9% de jefas de servicio mientras que en los años 2020-2021 había un 24,4%. Entre la fundación de la SERAM en el año 1916 y el año 2000 no hubo ninguna presidenta, ni editoras jefas ni radiólogas premiadas con la medalla de oro, pero desde el año 2000 las presidentas y editoras jefas han sido ambas un 25% del total y las radiólogas con medalla de oro un 31%. Si acotamos aún más el análisis a la última década, desde el año 2010 las presidentas han supuesto el 43% del total, las editoras jefas el 33%, y las radiólogas medalla de oro alcanzaron el 37%.

Además, señala la Dra. Cayón “la presidencia actual de la SERAM es ejercida por una mujer, la previa también lo fue y la próxima también lo será. Los máximos responsables de la revista “Radiología” y de la nueva revista virtual de la SERAM son mujeres. Esta es quizás la antesala de lo que va a venir en los próximos años”.

Al mirar hacia el resto del mundo vemos que estas tendencias también se observaban en otros lugares como en el resto de Europa y EE.UU.

Las subespecialidades donde encontramos mayor presencia femenina son pediatría (60%) y mama (58%), aunque la mayor parte del resto de subespecialidades las siguen muy de cerca: tórax (57%), abdomen (57%), urgencias (56%) y musculoesquelético (52%). Sin embargo, las subespecialidades en las que identificamos menor presencia femenina son intervencionismo (20%) y neurorradiología (38%). 

“La radiología vascular-intervencionista, al igual que algunas especialidades quirúrgicas, han tenido históricamente una fuerte presencia masculina por lo que quizás la falta de referentes juegue cierto papel en este sentido. Además, la falta de información sobre la exposición a la radiación ionizante y su potencial afectación a la gestación puede ser otro de los factores que contribuya a ello” comenta la Dra. Cayón.

También explica que “la igualdad en los permisos de maternidad y paternidad está mejorando la conciliación familiar los primeros años de vida de los hijos y debemos seguir en este camino. No obstante, ¿por qué sigue habiendo más hombres en altos cargos?, está claro que uno de los factores es porque se han involucrado menos en la paternidad que sus parejas. Habría que analizar cuántas médicas piden reducciones de jornada frente a los médicos varones. Además, el hecho de que los jefes sigan siendo en su mayoría hombres también afecta a la manera de entender los servicios. Hacen falta jefes con capacidad de motivación y equipos con liderazgos femeninos”.

Además, algunas becas están sólo disponibles para ciertos grupos de edad, por lo que, si las mujeres jóvenes paran su carrera laboral en ese momento por embarazo, podrían no tener la posibilidad de optar a ellas.

Por otro lado, la Dra. Cayón manifiesta que es muy importante que “las residentes se apoyen en personas que reconozcan su potencial y les brinden oportunidades” y recalca que “es fundamental ser visible, acudir a sesiones y comités multidisciplinares, dar tu opinión y formar parte activa del proceso diagnóstico y terapéutico de los pacientes”. También le parece vital “trabajar en equipo y luchar activamente por la creación de un entorno de trabajo inclusivo”.

Noticias relacionadas